ClinicasAdelgazamiento.es

ClinicasAdelgazamiento.es

El blog que te ayuda a adelgazar

Artículos, consejos y más para perder peso y ganar en salud

¿Cómo nos ayuda el té a perder peso?

Mucho hemos hablado en este blog de que la forma de perder peso de forma duradera, esto es, eliminando grasa es con dieta hipocalórica, es decir, ingiriendo menos calorí­as de las que gastamos en nuetro dí­a a dí­a cotidiano. Además, es muy conveniente acompañar esta dieta con déficit de calorí­as con ejercicio fí­sico para evitar, en la medida de lo posible, la pérdida también de masa muscular. Si además, las calorí­as ingeridas son en un alto porcentaje de proteí­nas atenuaremos esa pérdida de músculo.

Sin embargo, esto no implica que no tengamos alimentos o suplementos en nuestra alimentación que nos ayuden en nuestro proceso de ganar en salud y perder peso. Así­, por ejemplo, una ingesta regular de agua (en torno a dos litros diarios) y una reducción de la sal (ambos sustancias sin aporte calórico) nos van a hacer perder volumen por su efecto diurético, es decir, evitarán la reducción de lí­quidos y el aspecto hinchado y sensación de pesadez que lleva aparejado.

Las infusiones ayudan a adelgazarLas infusiones son un gran aliado a la hora de perder peso.
Cré;ditos Imagen: pinterest.com

Un paso más allá en la ingesta regular de agua y la reducción de sal es el uso regular de tisanas. Efectivamente, debemos añadir a nuestra dieta la toma de té natural para adelgazar.

Por su efecto adelgazante podemos clasificarlas en tres grupos: quemagrasas, diuréticas y ansiolí­ticas.

Entre los tés del primer grupo cabe mencionar el té rojo o té pu-ehr, la infusión de canela y el té verde.

El té rojo, también conocido como té pu-ehr, tiene efectos antioxidantes y nos ayudará a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre.

La canela reduce los niveles de azúcar y la resistencia a la insulina. Además, las infusiones de canela aceleran el ritmo metabólico basal y reducen el apetito por lo que consumiremos más en reposo y reduciremos la ingesta. Aparte de como infución también puede ingerirse como saborizante de un yogur natural.

En el segundo grupo, los tés de efectos diuréticos, reinan los tés de rooibos y de cola de caballo.

El rooibos destaca por tratarse de una infusión que carece de cafeí­na, por lo que no posee efectos estimulantes. Entre sus propiedades más releavantes está sus capacidades antiinflamatorias y antiespamódicas que nos ayudarán en trastornos gástricos tales como la acidez, reflujo, aerofagia, estreñimiento, etc. Nivela los niveles de sodio y potasio por lo que es un buen diurético.

El té de cola de caballo de extrae de la planta Equisetum arvense y evita la acumulación de toxinas en sangre. Está indicada si padecemos enfermedades del aparato: cálculos renales, cistitis, etc.

Por último y como tisana del tercer grupo, tenemos la valeriana y el tilo. Uno de los principales enemigos a la hora de seguir una dieta es la ansiedad que solemos clamar comiendo y, por consiguiente, perjudicando el régimen. Por ello la toma regular de tisanas ansiolí­ticas nos ayudará en esos momentos en los que el ansia nos invita a asaltar la nevera.