ClinicasAdelgazamiento.es

ClinicasAdelgazamiento.es

El blog que te ayuda a adelgazar

Artículos, consejos y más para perder peso y ganar en salud

¿Por qué sigue siendo la liposucción el método más efectivo para adelgazar?

En artí­culos anteriores hemos hablado de la imposibilidad de eliminar o reducir la grasa de forma localizada con dieta y ejercicio fí­sico, no hay otra que someternos a algún tratamiento de cirugí­a estética. No sólo tenemos acceso a una clí­nica cirugí­a estética en Madrid, Sevilla y otras grandes ciudades, sino que en ciudades de tamaño medio también podemos encontralas.

Efectos de una dieta hipocalórica

Efectivamente, si realizamos un dieta hipocalórica conseguiremos eliminar grasa pero, normalmente, del lugar de dónde más queremos eliminarla será del último sitio del que lo consigamos.

A veces la dieta y el ejercicio no es suficienteNo podemos eliminar la grasa localizada con ejercicio fí­sico y dieta hipocalórica
Créditos Imagen: w-dog.net

En los hombres, por ejemplo, el primer lugar donde la grasa suele acumularse es en el abdomen. Pues bien, realizando dieta comenzaremos a perder grasa de la cara, los brazos, las piernas y por último, la barriga: si tenemos predispoción a concentar la grasa en una zona determinada de nuestro cuerpo será la más difí­cil de eliminar.

Lo mismo ocurre en las mujeres con la grasa localizada en cartucheras o en los brazos: son las zonas donde en primer lugar se almacenará y el último sitio donde se perderá.

Así­ que, efectivamente, con dieta y ejercicio a menudo no es suficiente para esculpir nuestro cuerpo.

Cómo perder grasa localizada

Para perder la grasa de las zonas concretas existen varias métodos. En algún artí­culo anterior hemos hablado del coolsculpting, un tratamiento en sesiones que, mediante la congelación de las células adiposas, consigue eliminar la grasa más rebelde.

Otra forma de eliminar el tejido adiposo es mediante el láser lipolí­tico. Se trata de varias sesiones en las que de forma indolora de disuelve la grasa de la zona tratada.

Cabe mencionar también la cavitación que, mediante ultrasonidos, licúa la grasa de las zonas tratadas.

Otro de los métodos más conocidos y eficaces es la abdominoplastia, que no solo elimina el exceso de grasa del abdomen y el tronco sino que reconstruye la zona y recorta también la piel sobrante, obteniendo resultados espectaculares. Obviamente, este tipo de tratamientos puede realizarse en cualquier zona del cuerpo (siendo el abdomen la más demandada). Así­ hablamos de braquioplastia cuando la zona tratada son los brazos, cruroplastia si hablamos de los muslos, etc. Estas cirugí­as son conocidas como el nombre de lifting.

También, cabe mencionar la liposucción que consiste en aspirar la grasa insertando debajo de la piel una cánula conectada a una bomba de vací­o. Se trata de un método indoloro y definitivo.

La liposucción como cirugí­a estética

Cada tratamiento de adelgazamiento posee sus ventajas e inconvenientes por lo que, a priori, es imposible elegir uno como la piedra filosofal. Por ejemplo, hay algunos tratamientos como la cavitación o el coolsculpting, que requieren de varias visitas a la clí­nica de adelgazamiento, un tratamiento en sesiones que, de realización ambulatoria, nos obliga a repetirlas durante semanas.

Otros, por el contrario, son más invasivos, requieren de una intervención quirúrgica y postoperatorio pero sus resultados son definitvos y mucho más rápidos.

Por ello, si aspiramos a esculpir nuestra figura eliminando las zonas adiposas más rebeldes en un breve espacio de tiempo y sin acudir a la clí­nica en numerosas ocasiones deberí­amos decantarnos por la liposucción.

La liposucción y el resto de métodos comentados han de ser contemplados como una solución de cirugí­a estética y no como tratamientos como la obesidad: no se trata tanto de eliminar los quilos sobrantes, sino de eliminar la grasa que no queremos de nuestro cuerpo.

Dóndo recibir un tratamiento de liposucción

Como hemos comentado la liposucción, el lifting, el coolsculpting, etc. han de realizarse en clí­nicas de cirugí­a estética. Actualmente, como comentamos al principio de este artí­culo, no solo hay clí­nicas cirugí­a estética Madrid, Valencia o Barcelona, sino que además, en ciudades de tamaño medio y capitales de provincia podemos recibir el deseado tratamiento.

Antes de elegir y decantarnos por un centro, debemos informarnos bien de las caracterí­sticas y leer opiniones acerca de la clí­nica, el trato a los pacientes y el prestigio y experiencia del cirujano en foros especializados.