ClinicasAdelgazamiento.es

ClinicasAdelgazamiento.es

El blog que te ayuda a adelgazar

Artículos, consejos y más para perder peso y ganar en salud

¿Qué es el agua hidrogenada?

Probablemente hayas escuchado hablar acerca del agua hidrogenada (o quizás no) y no tengas muy claro en qué consiste y qué beneficios puede tener para la salud.

Comencemos definiendo qué es el agua hidrogenada. El agua hidrogenada es agua enriquecida con hidrógeno, el elemento quí­mico de menor tamaño y masa de la tabla periódica. Esta cualidad le permite penetrar en lugares como las neuronas y núcleos de las células que otros elementos no pueden hacerlo.

Beneficios del agua hidrogenadaCré;ditos Imagen: hydrogen.com.es

El hidrógeno es un elemento que actúa como antioxidante muy potente ayudando a la eliminación de los radicales libres que se generan con gran cantidad de procesos, algunos tan básicos y esenciales como la propia respiración.

Con el paso de los años, la edad, se acumulan estos radicales libres que, en un proceso que conocemos como oxidación, enfermando o produciendo la muerte de nuestras células.

Además, el ritmo de vida occidental, frenético, estresante aumenta el nivel de oxidación de nuestro cuerpo. La mala alimentación y la contaminación, entre otros factores favorecen la aparición de estos radicales libres y el consecuente deterioro de nuestras células.

Pero, ¿Cómo podemos conseguir el agua hidrogenada?

Ahora ya podemos obtener agua hidrogenada en nuestro propio hogar, instalando un pequeño aparato con producción ilimitada, tanto de agua frí­a como caliente.

Uno de estos aparatos es el hydron de la empresa Water Logictics Group, que se instala en los grifos (normalmente bajo el fregadero, aunque hay modelos que se pueden instalar también sobre la encimera), nos proporcionará agua ionizada que eliminará los radicales libres y ayudará a ralentizar el proceso de oxidación de nuestras células.

El agua hidrolizada la usaremos fundamentalmente para beber (se recomienda ingerir en torno a dos litros diarios). También puede utilizarse para cocinar, pero al utilizarse altas temperaturas pierde rápidamente el hidrógeno.

Hidrogenar el agua no altera su sabor y no debe confundirse con la depuración del mismo. Sólo ha de hidrogenarse agua de mineralización muy débil.